Policía Local de Migueltrra: Página de Inicio
En Ord. Fiscales: A través de ésta sección, usted podrá acceder a las distintas Ordenanzas Municipales fiscales del Ayuntamiento de Miguelturra. ...y mucho más...

ORD. NO FISCALES: PREVENCION DEL ALCOHOL

    ORDENANZA MUNICIPAL SOBRE PREVENCIÓN DEL ALCOHOLISMO Y TABAQUISMO

    ”EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

    El abuso de alcohol y tabaco que se produce en nuestra cultura y en nuestra vida cotidiana, ha adquirido carácter de problema de salud pública de primera magnitud, por tratarse de uno de los principales agentes causantes de mortalidad de la población.

    Por ello, en uso de las competencias que en materia de protección de la salubridad pública otorga el vigente Régimen Local a los Ayuntamientos, se dicta la presente Ordenanza, la cual, priorizando la política preventiva en relación con menores y jóvenes, introduce medidas de control, limitación y prohibición de la promoción, publicidad, suministro, venta y consumo, sin olvidar que sólo a través de la sensibilización de la población sobre las consecuencias del uso y abuso de estas drogas cabe un consiguiente cambio de actitudes y comportamientos sociales.

    Todo ello, a la vista de las diferentes leyes sectoriales, Estatales y autonómicas en materia de sanidad, protección y defensa del consumidor, prevención, asistencia y reinserción en materia de drogodependencias, y a partir de la habilitación contenida en los artículos 43, 48 y 51 del Texto Constitucional, en cuanto mandatos que informan a los poderes públicos y legitiman la actuación administrativa.

    DISPOSICIONES GENERALES

    Artículo 1. Competencias.

    La presente Ordenanza se dicta en virtud de las competencias atribuidas a los Ayuntamientos por la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de Bases de Régimen Local; Ley Orgánica de 14 de abril de 1986, de la Salud Pública; Ley de Acción Social de 28 de diciembre de 1988; Ley 8/2000 de Ordenación Sanitaria.

    Artículo 2. Objeto.

    La misma tiene por objeto, en el marco de las competencias locales, la prevención del alcoholismo y tabaquismo en el ámbito territorial del término municipal de Miguelturra.

    Artículo 3. Derecho Supletorio.

    Sin perjuicio de las disposiciones contenidas en la presente Ordenanza será de aplicación la Ley 2/1995 de 2 de marzo, contra la venta y publicidad de bebidas alcohólicas a menores y el Decreto 72/1996 de 30 de abril, del Reglamento de la citada ley.

    Artículo 4. Definiciones.

    A los efectos de esta Ordenanza y en el marco de la misma, tienen la consideración de drogas institucionalizadas las bebidas alcohólicas y el tabaco.

    Se entiende por drogodependencia aquella alteración del comportamiento que afecta al estado físico, psicológico y social del individuo y que se caracteriza por una tendencia al consumo compulsivo y continuado de drogas.

    CAPÍTULO I

    MEDIDAS INTERVENTORAS

    Artículo 5. De las Licencias.

    1. La venta de bebidas alcohólicas y tabaco, tanto en lugares de consumo directo como en los de simple expedición, requerirá la obtención previa de la oportuna licencia de actividad, sin la cual no podrá comenzar a ejercerse aquella, Para ello, en la propia autorización se hará constar expresamente la posibilidad de venta de bebidas alcohólicas.

    2. A los efectos de la presente Ordenanza tendrán la consideración de lugares de consumo directo o expedición de bebidas alcohólicas los bares, cafeterías, restaurantes, discotecas, pizzerías, hamburgueserías y demás establecimientos similares.

    3. Por el contrario el artículo 11 de la presente Ordenanza no afectará a las ampliaciones, reforma y cambio de actividad, que se lleven a cabo sobre las actividades ya existentes y desarrolladas en los establecimientos referidos en el párrafo anterior, siempre y cuando esa ampliación no implique la apertura de una nueva puerta de acceso, así como tampoco en el supuesto de transmisión de licencia, siempre que no suponga modificación o reforma alguna ni de la actividad ni del local en que se venía ejerciendo.

    4. Las licencias de apertura estarán condicionadas al cumplimiento de las limitaciones o prohibiciones señaladas en el Capítulo I y, además, el órgano municipal competente no podrá conceder licencias de obras para actividades clasificadas, en tanto no se haya otorgado la licencia de actividad correspondiente.

    5. El establecimiento de instalaciones ocasionales, móviles de puestos, barracas, tenderetes, chiringuito, caravanas, y similares, donde se realice la venta, distribución o suministro de bebidas alcohólicas, con motivo de fiestas patronales, verbenas, carnavales, u otro tipo de eventos públicos o privados con asistencia de un número indeterminado de personas, requerirán para sus instalaciones y ejercicio de la actividad la pertinente licencia municipal, siendo ésta de concesión y gestión directa por el Excmo. Ayuntamiento, quedando expresamente fuera otras que por tales motivos se gestionen por las asociaciones de vecinos, culturales, artísticas, de estudiantes, deportivas o análogas, tengan carácter público o privado.

    6. A efecto de determinar la actividad se entenderá, como tal la especificada en la licencia municipal correspondiente.

    Artículo 6. De la actuación inspectora.

    La Policía Local así como los Servicios Técnicos municipales competentes, inspeccionarán de oficio o a instancia de parte los establecimientos a los que se refiere la presente Ordenanza, al objeto de comprobar el cumplimiento de las determinaciones establecidas en la misma.

    Comprobado como consecuencia de la inspección, algún hecho subsumible en las infracciones a los preceptos de la presente Ordenanza, extenderán boletín de denuncia o levantarán acta en triplicado ejemplar, en los que harán constar los hechos presuntamente constitutivos de infracción y los datos que permitan la identificación del presunto infractor, entregando copia al interesado y remitiendo el original al órgano instructor para sí en su caso procede, la incoación del oportuno expediente sancionador.

    Los titulares o sus legítimos representantes, gerentes o responsables de la actividad, vendrán obligados a permitir el acceso a sus locales de los miembros de la Policía Local y de los Servicios Técnicos Municipales competentes para comprobar el cumplimiento de los preceptos de esta Ordenanza, constituyendo infracción sancionable conforme a lo dispuesto en los artículos 24 y 25 de esta ordenanza la oposición activa o por omisión, así como el mero entorpecimiento a las funciones de inspección.

    CAPÍTULO II

    LIMITACIONES Y PROHIBICIONES A LA VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

    Artículo 7. Con carácter general.

    1. Todos aquellos establecimientos que suministren y vendan bebidas alcohólicas tendrán fijado un cartel señalador con el siguiente texto: “Prohibida la venta y suministro de bebidas alcohólicas a menores de 18 años”. Ley 2/1995, de 2 de marzo.

    2. En establecimientos con mostrador, el cartel se situará detrás del mismo, en lugar perfectamente visible, a razón de un cartel por cada mostrador.

    3. En el resto de establecimientos las señalizaciones se colocarán en un lugar perfectamente visible, preferentemente en las zonas destinadas al pago.

    4. Los carteles señalizadores tendrán unas medidas mínimas de 40 cms. de largo por 28 cms. de ancho, serán de color azul y su formato y composición será el previsto en el anexo 1º del Decreto 72/1996 de 30 de Abril, del Reglamento de la Ley contra la venta y publicidad de bebidas alcohólicas a menores.

    5. En los establecimientos de autoservicio, la venta de bebidas alcohólicas se realizará en una sección concreta, con letreros anunciadores de la prohibición de venta a menores.

    6. Está prohibida la venta, distribución, suministro y consumo de bebidas alcohólicas desde automóviles, caravanas, carritos o tenderetes, a título oneroso o gratuito. En estos actos será de aplicación el contenido del artículo 27, salvo autorización expresa.

    Artículo 8. De la promoción y publicidad de bebidas alcohólicas.

    1. Se prohibe la publicidad de bebidas alcohólicas, bajo a responsabilidad del titular o del representante legal, gerente o responsable de la actividad en:

    - Las instalaciones y centros deportivos, espectáculos y actividades deportivas en espacios abiertos, tales como carreras ciclistas y pedestres, centros sanitarios y docentes y sus inmediaciones, dirigida a menores de 18 años.

    - En cines, teatros, conciertos, circos y demás salas de espectáculos, salvo en los bares anexos a estos establecimientos, en las sesiones destinadas a menores de 18 años.

    - Salas de máquinas recreativas y de azar, tómbolas, casetas de feria, parques de atracciones, verbenas y fiestas populares, manifestaciones folklóricas y festivales.

    - Salas de exposiciones y conferencias.

    - En los transportes públicos y en las estaciones.

    - En Centros docentes, incluidos los dedicados a la enseñanza deportiva.

    - En los locales destinados a un público compuesto principalmente por menores de 18 años.

    - Se prohibe en general, utilizar vallas, carteles o cualquiera reproducciones gráficas que hagan publicidad del alcohol en lugares abiertos, visibles desde la vía pública o en ámbitos de utilización en general, siempre que se traten de instalaciones fijas.

    - Se prohiben los anuncios o publicidad que induzcan o fomenten el consumo bebidas alcohólicas, tales como aquellos anuncios que establezcan ofertas o precios decrecientes al aumentar los consumos.

    - Se prohibe la instalación móvil, o alegórica (botellones hinchables, distintivos de marcas, etc.) de bebidas alcohólicas de cara a la vía pública, tanto en el exterior como en el interior del establecimiento en sus escaparates, puertas o cristaleras, así como la distribución de publicidad manual de forma expresa o encubierta, salvo autorización expresa.

    2. Se prohibe la promoción de bebidas alcohólicas mediante mensajes que se envíen a los domicilios, salvo que se dirijan nominalmente a mayores de 18 años.

    3. Se prohibe, igualmente, la inducción al consumo directo de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años.

    4. Las actividades de promoción de bebidas alcohólicas en ferias, certámenes, exposiciones y actividades similares se situarán en espacios diferenciados cuando tengan lugar dentro de otras manifestaciones públicas. En estas actividades no estará permitido ni el ofrecimiento ni la degustación gratuita a menores de 18 años. Tampoco estará permitido el acceso a menores de 18 años no acompañados de personas mayores de edad.

    5. En la publicidad de bebidas alcohólicas no podrán utilizarse argumentos dirigidos específicamente a personas menores de dieciocho años. Asimismo los menores de esta edad no podrán protagonizar o figurar en anuncios publicitarios de bebidas alcohólicas.

    6. Quedan prohibidos los anuncios publicitarios de bebidas alcohólicas en las publicaciones juveniles editadas en el municipio de Miguelturra; asimismo queda prohibida su difusión en los programas de radio y televisión emitidos desde centros ubicados en el territorio, cuando éstos tengan como destinatarios preferentes o exclusivos a menores de dieciocho años.

    Artículo 9. Del consumo directo y venta de bebidas alcohólicas.

    1. No se permitirá la venta ni el consumo directo de bebidas alcohólicas en:

    a) Los centros de educación infantil, primaria, secundaria y educación especial.

    b) Otros locales y centros destinados a menores de dieciocho años.

    2. Por otros locales y centros a que se refiere el párrafo anterior, debe entenderse los destinados exclusiva y preferentemente a menores de 18 años, tales como clubes, centros recreativos, centros de enseñanza distintos de los previstos anteriormente y similares.

    3. No se permitirá la venta ni el consumo de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años en el territorio del municipio de Miguelturra.

    4. La venta o suministro de bebidas alcohólicas a través de máquinas automáticas sólo podrá realizarse en establecimientos cerrados, haciéndose constar en su superficie frontal, y en lugar perfectamente visible, un cartel adhesivo con el siguiente texto: “Prohibida la venta y suministro de bebidas alcohólicas a menores de 18 años”. Ley 2/1995, de 2 de marzo, y a la vista de una persona encargada de que se cumpla la citada prohibición.

    Los carteles adhesivos tendrán un tamaño mínimo de 14 cm. de alto por 20 cm. de ancho y la letra de la leyenda principal será como mínimo de 25 punto de caja alta.

    Artículo 10. Acceso de menores a locales.

    1. Salvo lo establecido en el párrafo siguiente, queda prohibida la entrada de los menores de 18 años en las discotecas, salas de fiesta y establecimientos similares, en los que se venda o facilite el consumo directo de bebidas alcohólicas.

    Esta prohibición deberá figurar impresa en carteles, folletos, programas y propaganda en general, así como a la entrada de dichos locales, con la leyenda “Prohibida la entrada a menores de 18 años”.

    2. Estos locales podrán establecer sesiones especiales para los menores de 18 años, previa autorización municipal, con horarios y señalización diferenciadas y que no podrán tener continuidad ininterrumpida con la venta de bebidas alcohólicas, retirándose en estos períodos la exhibición y publicidad de las mismas.

    Artículo 11. Distancia mínima.

    Entre dos locales de Pública concurrencia (bares, cafeterías, bares con música, discotecas o similares) mediará una distancia mínima de 10 metros entre ejes de las puertas de acceso al establecimiento, y en el supuesto de interesarse la Apertura de Establecimientos a que antes se hace referencia, con instalación de aparatos musicales, mediará además una distancia de 5 metros entre cualquier punto de su fachada a vía pública, con independencia de los requisitos establecidos en el Plan General de Ordenación Urbana.

    Se exceptuarán los establecimientos en los que se pretenda su reforma, siempre que la misma no suponga un mayor aprovechamiento o cambio de actividad, o que pertenezcan a inmuebles declarados en ruina o se interese su derribo voluntario.

    Artículo 12. Del consumo de bebidas alcohólicas.

    1. Se prohibe a los menores de 18 años el uso de máquinas automáticas de venta de alcohol, bajo la responsabilidad del titular del establecimiento.

    2. Se prohibe el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo autorización. Asimismo, se prohibe bajo la responsabilidad del titular, gerente, responsable o representante legal de la actividad, que los consumidores saquen del establecimiento a la vía pública bebidas alcohólicas.

    3. No se podrán suministrar ni consumir bebidas alcohólicas en centros de trabajo dependientes del Ayuntamiento, excepto en las dependencias habilitadas para ello. En estos lugares y en los espacios destinados a la venta de bebidas alcohólicas se situarán carteles señalizadores con el siguiente texto: “Prohibida la venta y suministro de bebidas alcohólicas a menores de 18 años”. Ley 2/1995, de 2 de marzo.

    Artículo 13. Acreditación de la edad.

    A los efectos establecidos en los artículos anteriores, los titulares, gerentes, responsables, representantes legales o empleados de los establecimientos, estarán autorizados para solicitar de sus clientes los documentos acreditativos de su edad, cuando la misma les ofrezca dudas razonables, siempre con el máximo respeto a la Constitución y al resto del Ordenamiento Jurídico.

    CAPÍTULO III

    DE LAS LIMITACIONES Y PROHIBICIONES DE LA VENTA Y CONSUMO DE TABACO

    Artículo 14. Con carácter general.

    1. Los estancos y otros establecimientos donde se vendan o suministren productos de tabaco tendrán fijado un cartel señalizador, situados detrás del mostrador y en lugar perfectamente visible con el siguiente texto: “Prohibida la venta de tabaco a los menores de 18 años”.

    Los carteles señalizadores tendrán un tamaño mínimo de 40 cms. de largo por 28 cms. de ancho, serán de color azul y la letra de la leyenda principal será como mínimo de 40 puntos en caja alta.

    2. Las máquinas automáticas de venta de tabaco tendrán fijado, en su superficie frontal, y en lugar perfectamente visible, un cartel adhesivo con el siguiente texto: “Prohibida la venta de tabaco a los menores de 18 años”.

    Los carteles adhesivos tendrán un tamaño mínimo de 14 cm de alto por 20 cm de ancho y la letra de la leyenda principal será como mínimo de 35 puntos en caja alta.

    3. En todos aquellos lugares en los que esté autorizada la habilitación de espacios para fumadores y en lugar perfectamente visible, se situarán carteles señalizadores con el siguiente texto: “Área de fumadores. Fumar perjudica seria-mente la salud del fumador activo y pasivo”.

    Los carteles señalizadores tendrán un tamaño mínimo de 40 cm de alto por 28 cm de ancho y la letra de la leyenda principal será como mínimo de 40 puntos en caja alta.

    Artículo 15. Prohibiciones.

    Se prohibe expresamente la publicidad directa e indirecta de tabaco en los lugares siguientes:

    1. Los centros sanitarios, sociosanitarios y de servicios sociales.

    2. Los centros docentes, incluidos los destinados a la enseñanza deportiva.

    3. Los centros y espectáculos destinados mayoritariamente a un público menor de 18 años.

    4. Los medios de transporte público.

    5. Todos los lugares donde está prohibida su venta y consumo.

    6. Dependencias municipales de atención al público.

    7. En todo tipo de tiendas de alimentación, mercados y supermercados.

    Artículo 16. Promoción.

    1. Las actividades de promoción de tabaco en ferias, certámenes, exposiciones y actividades similares se situarán en espacios diferenciados cuando tengan lugar dentro de otras manifestaciones públicas. En estas actividades no estará permitido ni el ofrecimiento ni la degustación gratuita a menores de 18 años. Tampoco estará permitido el acceso a menores de 18 años no acompañados de personas mayores de edad.

    2. Estará prohibida la promoción de tabaco mediante la distribución de información por buzones, correo, teléfono y en general mediante cualquier mensaje que se envía a un domicilio, salvo que éste vaya dirigido nominalmente a mayores de 18 años.

    Artículo 17. Limitaciones a la venta.

    1. No se permitirá la venta ni el suministro de tabaco, ni de productos que le imiten o introduzcan en el hábito de fu-mar y sean nocivos para la salud, a los menores de 18 años en el término municipal de Miguelturra.

    2. La venta o el suministro de tabaco a través de máquinas automáticas sólo podrá realizarse en establecimientos cerrados, haciéndose constar en su superficie un cartel con las características indicadas en el artículos 13.2 de esta Ordenanza, y a la vista de una persona encargada de que se cumpla la citada prohibición.

    3. No se permitirá la venta ni el suministro de tabaco en:

    a) Los centros y dependencias de este Ayuntamiento.

    b) Los centros sanitarios, sociosanitarios y de servicios sociales y sus dependencias.

    c) Los centros educativos de enseñanza primaria, secundaria y especial.

    d) Los centros destinados a la enseñanza deportiva.

    e) Los centros de asistencia a menores.

    f) Las instalaciones deportivas.

    g) Los centros y espectáculos destinados mayoritariamente a un público menor de edad.

    Artículo 18. Limitaciones al consumo.

    1. Se prohibe fumar en:

    a) Cualquier medio de transporte colectivo dentro del termino municipal de Miguelturra, salvo que dispongan de departamentos específicos para fumadores.

    b) Los centros sanitarios y sus dependencias.

    c) Los centros de enseñanza y sus dependencias.

    d) Las grandes superficies comerciales cerradas.

    e) Las galerías comerciales.

    f) Las oficinas de este Ayuntamiento destinadas a la atención directa al público.

    g) Los locales donde se elaboren, transformen, manipulen, preparen o vendan alimentos, excepto aquellos que están destinados principalmente al consumo de alimentos.

    h) Las salas de cine, teatro y locales similares.

    i) Los vehículos de transporte escolar, todos los vehículos destinados al transporte de menores de edad y en los vehículos destinados al transporte sanitario.

    j) Los museos, bibliotecas y salas de exposiciones y conferencias.

    k) Las instalaciones deportivas cerradas.

    l) Los jardines de infancia y centros de atención social destinados a menores de 18 años.

    En los medios de transporte colectivo y en los vehículos señalados en el apartado i), se fijarán en un lugar preferentemente visible, rótulos señalizadores con el siguiente texto:

    “Prohibido fumar”, los cuales tendrán un tamaño mínimo de 10 cm de alto por 20 cm de ancho y la letra de la leyenda principal será como mínimo de 40 puntos de caja alta.

    2. Todos aquellos lugares, locales o zonas aludidos, en el punto anterior estarán convenientemente señalizados, habilitándose por la dirección de cada centro las oportunas salas de fumadores en los locales y centros a que se refieren los puntos b), c), d), e), g), h), j), k) y l). Los rótulos señalizadores habrán de someterse a los señalado en el artículo 13.3 de esta Ordenanza.

    3. En atención a la promoción y defensa de la salud, el derecho de los no fumadores, en las circunstancias en las que ésta pueda verse afectada por el consumo de tabaco, prevalecerá sobre el derecho a fumar.

    CAPÍTULO IV

    COMPETENCIAS

    Artículo 19. De la coordinación interadministrativa.

    Desde el nivel municipal se promoverá la coordinación de las actuaciones contempladas en la legislación sectorial y la participación de la iniciativa social.

    Artículo 20. Programas de acción.

    El Ayuntamiento elaborará el Plan Municipal sobre Drogodependencias y comunicará a la Comunidad de Castilla-La Mancha los programas y actuaciones llevados a cabo, con periodicidad anual.

    Asimismo, desarrollará las previsiones que contempla el Plan de Drogodependencias de la Comunidad de Castilla La Mancha a la que remitirá anualmente una memoria-informe de los resultados obtenidos.

    Artículo 21. Competencias del Ayuntamiento.

    Sin perjuicio de las demás competencias que el ordenamiento vigente le atribuye, corresponde a este Ayuntamiento en su ámbito territorial:

    a) El establecimiento de los criterios que regulen la localización, distancia y características que deberán reunir los establecimientos de suministros y venta de bebidas alcohólicas.

    b) El otorgamiento de la autorización de apertura a locales o lugares de suministro y venta de bebidas alcohólicas.

    c) Velar en el marco de sus competencias, por el cumplimiento de las diferentes medidas de control que se establecen en la Ley sobre Drogodependencias de Castilla La Mancha, especialmente en las propias dependencias municipales.

    d) La colaboración con los sistemas educativo y sanitario en materia de educación para la salud.

    e) Velar por el estricto cumplimiento de todas las prescripciones contenidas en esta Ordenanza, para lo cual se pondrá en funcionamiento una eficaz labor de inspección y vigilancia de los establecimientos afectados.

    CAPÍTULO V

    INFRACCIONES Y SANCIONES

    Artículo 22. Responsables.

    Las señalizaciones citadas en los artículos precedentes y el cumplimiento de sus limitaciones y prohibiciones serán responsabilidad de los titulares, gerentes, responsables, representantes legales o similares de las entidades, centros, locales, empresas, medios de transporte y demás establecimientos a los que se refiere esta Ordenanza. En el caso de máquinas automáticas la responsabilidad recaerá en el titular del lugar o establecimiento en el que se encuentra situada la misma.

    Artículo 23. De las quejas y reclamaciones.

    Las personas que se sientan dañadas por el incumplimiento de las señalizaciones y de las limitaciones recogidas en ellas podrán formular quejas y reclamaciones por escrito en el Registro General de este Excmo. Ayuntamiento de Miguelturra. De resultar aquellas temerariamente infundadas, serán de cargo del denunciante los gastos que origine la inspección.

    Artículo 24. Régimen sancionador.

    1. Las infracciones a lo regulado en la presente Ordenanza serán objeto de las sanciones administrativas correspondientes, previa instrucción del oportuno expediente, sin perjuicio de las responsabilidades civiles, penales o de otro orden que puedan concurrir.

    2. En ningún caso se impondrá una doble sanción por los mismos hechos y en función de los mismos intereses públicos protegidos, si bien deberán exigirse las demás responsabilidades que se deduzcan de otros hechos o infracciones concurrentes.

    Artículo 25. Infracciones.

    Se tipifican como infracciones a lo dispuesto a la presente Ordenanza el incumplimiento de lo establecido en los Capítulos I, II y III de la misma, así como la obstrucción de la acción de los servicios de inspección, negar el suministro de información o proporcionar datos falsos o fraudulentos.

    Artículo 26. Infracciones.

    1. Las infracciones se clasifican en faltas leves, graves y muy graves.

    2. Se califican como infracciones leves:

    a) la falta de colocación de los carteles a los que se refiere los arts. 7 y 14 de la presente ordenanza.

    b) la negligencia en el almacenamiento, colocación o custodia de bebidas alcohólicas en locales comerciales o de otro tipo que posibilite el acceso o el consumo de dichas bebidas por menores de edad.

    3. Se califican como infracciones graves:

    a) la venta, dispensación o suministro, gratuitos o no, de bebidas alcohólicas y tabaco a menores de dieciocho años en lugares y centros distintos de los previstos en el art. 9.1

    b) la publicidad o promoción de bebidas alcohólicas y tabaco dentro del municipio de Miguelturra, en los lugares y por los procedimientos o medios prohibidos en esta ordenanza.

    c) el consumo de bebidas alcohólicas, tal y como lo recoge el art.12.

    d) la instalación de maquinas automáticas que suministren incontroladamente bebidas alcohólicas y tabaco.

    e) la reincidencia en la comisión de infracciones leves.

    4. Se califican como infracciones muy graves:

    a) la venta, dispensación o suministro, gratuitos o no, de bebidas alcohólicas y tabaco en centros de enseñanza infantil, primaria o secundaria o en otros locales y centros destinados a menores de 18 años.

    b) el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco por los menores de 18 años.

    c) el acceso de los menores de 18 años a locales tal y como recoge el art.10.

    d) la negativa o resistencia a prestar colaboración o facilitar la información requerida por los miembros de la Policía local y de los servicios técnicos municipales competentes para comprobar el cumplimiento de los preceptos de esta ordenanza.

    e) la reincidencia en la comisión de infracciones graves.

    3. Existe reincidencia cuando, al cometer la infracción, el sujeto hubiera sido ya sancionado por esa misma falta, o por otra de gravedad igual o mayor o por dos o más infracciones de gravedad inferior, durante los últimos doce meses.

    Artículo 27. Sanciones, intervenciones y medidas cautelares.

    1. Las infracciones a la presente Ordenanza podrán ser sancionadas, en su caso, con multa, cese temporal de la actividad o cierre del establecimiento o local.

    2. La graduación de las sanciones será proporcionada a la infracción cometida y en función de la gravedad de la misma, beneficio obtenido, perjuicio causado a los menores de edad, grado de intencionalidad y reincidencia y posición del infractor en el mercado.

    3. El Alcalde es competente para imponer sanciones de hasta dos millones de pesetas de multa.

    4. La graduación de las multas se ajustará a lo siguiente:

    a) Por infracciones leves, multa hasta 100.000 pesetas.

    b) Por infracciones graves, multa de 100.001 hasta 1.000.000 de pesetas.

    c) Por infracciones muy graves, multa de 1.000.001 hasta 2.000.000 de pesetas.

    5. En los casos de especial gravedad, contumacia en la repetición de la infracción y/o transcendencia notoria y grave para la salud, se procederá a la suspensión temporal por un máximo de dos años o revocación de la licencia de actividad al infractor, en cuyo caso la imposición de la sanción corresponderá al pleno del Ayuntamiento.

    6. La Policía Local o los inspectores intervendrán las bebidas alcohólicas que se consuman, vendan, o distribuyan fuera de los lugares y formas autorizadas, especialmente en la vía pública, procediendo a su destrucción conforme al procedimiento establecido, en las medidas cautelares.

    7. La policía local procederá a la intervención cautelar de toda o parte de la mercancía de los locales, industrias o establecimientos donde se ejerza la venta, distribución o suministro de bebidas alcohólicas en infracción a la presente ordenanza, licencia de actividad o apertura. De tales intervenciones se expedirá por parte de los agentes actuantes las actas de intervención cautelares con reseña de la mercancía y el lugar de depósito, quedando a disposición de las Autoridades Judiciales o Administrativas según los casos.

    8. Medidas Cautelares. La Policía Local o los inspectores podrán proceder, de forma inmediata, al precinto de máquinas expendedoras de alcohol y tabaco, e incluso al precinto del establecimiento o instalaciones en aquellos lugares donde las infracciones son reiteradas, y por parte de los titulares, encargados o empleados no se ponen los medios oportunos para impedir que las infracciones se sigan produciendo.

    Para la aplicación de estas medidas habrán de concurrir al menos tres actas de infracción en las últimas cuarenta y ocho horas.

    El quebrando de precintos o la no atención a los requerimientos de la Policía Local, dará lugar las actuaciones penales correspondientes.

    9. La aplicación de las medidas cautelares tendrá un régimen de ponderación y fundamentación.

    Se realizará un acta, al menos por triplicado, en la que se expresarán los siguientes extremos:

    1.º Inicio de la actuación, tanto de oficio como a instancia de parte. Con expresión de las circunstancias de tiempo y lugar.

    2.º Infracción o infracciones, situaciones o circunstancias que justifican la adopción de medidas cautelares.

    3.º Identificación del titular, propietarios, gerente o empleado del establecimiento.

    4.º Identificación y firma del Técnico/s o Policía/s actuantes.

    Para la identificación será suficiente la expresión del número profesional.

    Artículo 28. Competencia sancionadora.

    1. La competencia para la imposición de sanciones corresponderá al Ilmo. Sr. Alcalde del Ayuntamiento de Miguelturra.

    2. No tendrá carácter de sanción la resolución de cierre de los establecimientos o de suspensión de las actividades que no cuenten con la autorización exigida o que no se ajusten a los términos de ésta, hasta que no se subsanen los defectos o se cumplan los requisitos. Simultáneamente a la resolución de cierre o suspensión podrá incoarse un expediente sancionador.

    Artículo 29. Procedimiento sancionador.

    a) En cuanto al procedimiento sancionador, éste se ajustará a lo dispuesto en esta Ordenanza, así como a la Ley 30/92, de 26 de noviembre, del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del procedimiento Administrativo Común y, con carácter supletorio, el Decreto 1389/1993, de 4 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento Regulador del Procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora de la Administración de la Comunidad de Castilla La Mancha y demás normativa específica de ingente aplicación.

    Artículo 30. Prescripción.

    1. Las infracciones a que se refiere la presente Ordenanza prescribirán:

    a) Al año, las correspondientes a las faltas leves.

    b) A los dos años, las correspondientes a las faltas graves.

    c) A los tres años, las correspondientes a las faltas muy graves.

    2. El Plazo de prescripción comenzará a contarse a partir del día que se haya cometido la infracción y se interrumpirá por la iniciación con conocimiento del interesado, del procedimiento sancionador.

    Artículo 31. Ejecución.

    Las multas se exigirán en período voluntario y, en su caso, por vía de apremio sobre el patrimonio, de conformidad con la Ley de Bases de Régimen Local, Ley Reguladora de las Haciendas Locales, Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, y demás disposiciones concordantes.

    Artículo 32. Responsabilidades penales.

    En los puestos de infracciones de extrema gravedad a la presente Ordenanza, se trasladará el tanto de culpa a la jurisdicción penal.

    Anexo

    Definiciones de establecimientos

    A efectos de esta Ordenanza se entiende por:

    — Kioscos: Aquellos establecimientos ubicados en la vía pública que pueden comercializar artículos y productos recogidos en la Ordenanza Municipal específica, quedando expresamente prohibidas la venta de bebidas alcohólicas de cualquier graduación.

    — Locales asimilados a kioscos: Son aquellos estable-cimientos de similares características a los kioscos, ubicados en locales comerciales, quedando expresamente prohibida la venta de bebidas alcohólicas de cualquier graduación.

    — Tiendas de conveniencia: Aquellos que con una extensión no superior a quinientos metros cuadrados, permanezcan abiertas al público, al menos dieciocho horas al día y distribuya su oferta, en forma similar entre libros, periódicos y revistas, artículos de alimentación, discos, videos, juguetes, regalos y artículos varios.

    — Tiendas de artículos varios: Aquellos establecimientos donde se comercialicen productos y artículos varios, que permanezcan abiertos al público menos de dieciocho horas al día, quedando expresamente prohibida la venta de bebidas alcohólicas de cualquier graduación.

    — Puerta habitual: Se entenderá como tal la que así figurase en el Proyecto o Memoria Urbanística presentada ante la Administración Municipal al solicitar las licencias de obras, actividad o apertura.

    Disposición final

    La presente Ordenanza entrará en vigor al día siguiente de su publicación integra en el "Boletín Oficial de la Provincia".

    Miguelturra, a 25 de febrero de 2002.

    EL ALCALDE

    Fdo.: Román Rivero Nieto.